Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas


PiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetalia

PiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetalia



Este skin ha sido diseñado por Fanatica_77 para Source Code , por lo tanto esta prohibido copiar o distribuir los códigos. Se original di no a la copia.

Ludwig Beilshchmidt

Ir abajo

Ludwig Beilshchmidt

Mensaje por Ludwig Beilschmidt el Mar Jul 16, 2013 12:07 am

Nombre completo: Ludwig Beilschmidt
Mote: Em… (West por su hermano, Lud para los “amigos” que no tiene)
Edad: 22 años.
Sexo: Masculino
Nacionalidad: Loguetown
Orientacion Sexual: Homosexual no declarado.
Posicion: Seme

Fruta del diablo que ha tomado:
Eres: Marine
Tripulacion: Almirante de la Marina
Bandera pirata: (solo si eres capitán de un barco pirata, describir como es y/o adjuntar una imagen)
Nombre del barco que diriges: (solo si eres capitán de un barco)

Extras:
*Bebe mucha cerveza cuando está de permiso y tiene mucha resistencia al alcohol.
*No soporta a los reclutas inútiles y tener que entrenarlos aún menos. Es muy estricto con los horarios de entrenamiento o su propia vida.
*Es muy buen nadador. Adora el mar y es por ello que siempre intenta pasar la mayor parte de su tiempo en un barco, persiguiendo piratas.
*Tiene un fuerte sentido de la justicia que le lleva a tomar las decisiones que él considera correctas. Además, siente un profundo odio hacia los piratas.


a) Has decidido provisionarte en Loguetown,  la situación seria que un pirata ha robado un barco de la marina ¿Qué haces?
Estoy solo, mis compañeros están en los bares. Realmente, ¿cómo pueden ser tan descuidados? A mis oídos llega la idea de que han robado nuestro barco. Cuesta creer que haya todavía piratas tan tontos como para querer enfrentarse a la Marina así por las buenas. Camino hasta el local donde sé que están todos, genial, se han emborrachado. No puedo contar con ellos para recuperar nuestro barco. Bufo. Miro a todos, ah, parece que al menos hay un par de ellos que sí están en condiciones de hacer algo. Los cojo y me los llevo hacia el barco robado. Doy firmes órdenes, no quiero que nada se escape de las manos, quiero a esos piratas bien atados y en los calabozos del barco antes de que el alba llegue.

Voy con mis subalternos hacia el lugar donde según parece están los piratas, pues sí que se lo están pasando bien, ese barco está casi destrozado. Subimos sigilosamente, es de noche y parece que la tripulación pirata se cansó de beber. Todos duermen la mona ahora. Mejor. Con órdenes secas, mis compañeros comienzan a atar a los piratas mientras yo me interno en busca del capitán. Sí, está en el camarote principal. Ha caído redondo en la mesa con una botella vacía en las manos. Al entrar yo en el cuarto, ha despertado, pero ya es demasiado tarde. Agarro la botella y se la rompo en la cabeza, cae inconsciente y yo me lo puedo llevar. Cuando salgo, han llegado más de mis tripulantes no borrachos y se han encargado del resto.

Ahora es el momento de llevarlos a que se enfrenten a la justicia.


b) El barco de la marina donde fuiste designado se ha visto abordado por piratas y te han capturado, dicen que si les dice donde esta las cosas valiosas te dejaran libre ¿Qué haces?
-Mis labios están sellados, ni ante las más horribles torturas hablaré -le siseo al capitán, el cual parece muy divertido ante mis palabras. Que le jodan, no quiero tener nada que ver con sus tonterías, si fuera por mi, él ya habría sido ejecutado hace tiempo, pero es mi deber que permanezca vivo y sea llevado a la justicia, no debo matarlo aún. Así que no lo haré. Aunque siento las ganas arder en mi interior. Mantengo la cabeza fría como puedo, debo pensar, no actuar. Lo primero es lo primero: salir de esta situación.

Mientras ellos hicieran sus tonterías, cae la noche. Perfecto. Sencillamente genial. Estoy atado y los malditos piratas se divierten a costa mía. Bastardos. Bueno, parece que no tienen intención de irse a dormir. ¿Qué puedo hacer? Supongo que esperar a los refuerzos es lo único que queda. Por suerte, les tengo dicho en la central que si no doy aviso de estar vivo cada doce horas, que manden un barco a buscarnos. Es mejor prevenir que curar y, en este caso, no podría haber sido más útil.

Bajo la cabeza, solo me queda esperar a su llegada. Pero no puedo evitar un pensamiento ante esta situación: los piratas son escoria.


c) Te encuentras una fruta del diablo en uno de tus viajes. Sabes que si te la tomas no podras volver a nadar ¿Qué haces?¿te la comes o la dejas para otra persona?
Me niego a tomarme esa cosa. Por mucho que me digan que dará poder y será interesante. Por mucha curiosidad que sienta por saber las sorpresas que puede traer. No quiero tener que dejar de nadar. Es muy molesto el tener que depender de otros si caigo al agua. No, es mejor si puedo seguir siendo yo el que decida las cosas a través de mis actos. Puede que en un futuro sea útil, pero en este momento no la necesito.

La guardo en un baúl de mi camarote y la echo bajo llave. Nadie más que yo sabe dónde está escondida. Nadie más que yo puede abrirla. Y ahí permanecerá hasta que la ocasión en la que pueda ser útil se presente. Ya sea tomándola yo como último recurso o dándosela a alguien para que la estudien o se la tomen.


d)Has decidido bajar al pueblo para ir al beber a la posada cuando ves que un compañero tuyo, que no te cae bien, ha sido rodeado por piratas ¿Qué haces?
Lo salvaré, por supuesto. Es mi único pensamiento al ver cómo está siendo molestado por unos piratas. Puede que no me caiga bien, pero es parte de la Marina y no nos podemos permitir bajas absurdas como esa. No puedo evitar fruncir levemente el ceño. Es una situación un tanto molesta y he de actuar. Me planto frente a los piratas y comienzo a pelear junto a mi compañero. Es una suerte el hecho de que estén desarmados y yo siempre tenga una pistola encima. Cuando me he cansado de golpear a gente y que sigan saltando piratas de la nada, saco la pistola y doy un disparo al techo como advertencia. Todos están paralizados, seguro que no se esperaban eso. Una sonrisa de suficiencia asoma mis labios durante unos segundos. Apenas nada de tiempo, porque en seguida vuelvo a mi pose seria habitual. Ordeno al que he protegido que vaya a buscar al resto de la tripulación. Miro a los piratas, tenemos el calabozo lleno, no nos podemos llevar a nadie más.

Suelto un pequeño suspiro y les doy la espalda, saliendo de la taberna. Aunque antes les lanzo una advertencia de que no quiero volver a encontrármelos nunca más o no tendré piedad esa vez. Parece que creen mis palabras porque ninguno intenta detenerme o luchar contra mi.

No puedo evitar que me asalte de nuevo el pensamiento de repugnancia. Son piratas y deben aprender su lugar en este mundo: Impel Down.


e) Tu superior dice que hay unos piratas despistados, aunque poderosos, en una parte de la isla y te invita a ti y a unos cuantos a ayudarlo a capturarlos, si ayudas te ganaras puntos para ascender ¿Qué haces?
-Es mi deber, señor. No le fallaré.

Tras esta promesa, le hago un rápido saludo militar y me largo de ahí a pasos que casi dan miedo. Digo que casi dan miedo porque creo que unos reclutas se han apartado de mi camino ante el gesto de mi rostro. ¿Es satisfacción? Supongo que en el fondo de verdad tengo ganas de patear un par de traseros piratas antes de acostarme hoy. No tengo miedo a salir herido. Es más, la adrenalina que eso supone me hace sentir feliz. Quiero seguir luchando y mejorando mi técnica.

Por descontado, creo que no tengo que decir que soy puntual a nuestra cita. Llego incluso antes que mi superior para ir a buscar a esos piratas. Mi mirada pasea entre la gente y siento como la sangre me hierve de ira. ¿Cómo se atreven los piratas a acabar con la paz de pueblos como estos? Precisamente el imaginarme esto hace que todo mi cuerpo responda. Seguramente ahora no me contenga al enfrentarme a un pirata. Pobre del que se me ponga delante.

A la señal del jefe, nos lanzamos a por ellos. Y lo demás... es otra historia.
avatar
Ludwig Beilschmidt
Almirante
Almirante

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 20/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.