Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas


PiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetalia

PiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetaliaPiratesofhetalia



Este skin ha sido diseñado por Fanatica_77 para Source Code , por lo tanto esta prohibido copiar o distribuir los códigos. Se original di no a la copia.

En la boca del lobo | Priv. Natalia |

Ir abajo

En la boca del lobo | Priv. Natalia |

Mensaje por Chiara Vargas el Miér Ago 28, 2013 12:14 am


Bien ya estaba allí, ¿y ahora qué? Caminó por la salida del puerto mientras dedicaba una última mirada a su barco, no se fiaba ni un pelo de dejarlo allí, aunque hubiera hombres vigilando. Le habían ofrecido quedarse mientras los demás iban a por provisiones para el viaje pero, ¿dejar a los hombres comprar solos? Deberían estar de broma, todos eran una panda de inútiles bastardos que a saber que compraban. Suspiró con pesadez y con su cara enfurruñada de siempre empezó a mirar la gente de aquel lugar con rostro curioso, curioso y alertado a la vez pues por mucho que llevará una capa con una capucha encima no tenía muy claro si alguno de la marina rondaría por allí y la reconocería.

Se acercó a los puestos de comida, todo tenía tan buena pinta... sobretodo los tomates, se notaba que estaban bien cultivados, ese rojo era tan potente y brillante que hacía hasta daño ver algo tan perfecto. No dudo ni un segundo en comprar una bolsa, maldita sea eran su debilidad. Después se dispuso a mirar otros puestos pues... de comprar lo demás se encargaba el cocinero, en teoría. Ella no cocinaba, para ser sinceros cocinar no era lo suyo, si que sabía cocinar algo pero... mejor no tocar los fuegos, por si acaso. Su torpeza a veces llegaba a extremos no conocidos.

Y eso fue comprado en cuanto chocó con un extraño mientras caminaba mirando los puestos, estaba claro que había sido su culpa por despistada pero siempre le echaba las culpas a los demás. Su capucha se deslizó hacia abajo, dejando visible su cabello y su rostro. Gruñó con fuerza y se sobó el culo.
- Joder... ¡mierda podrías tener más cuidado! -Alzó la vista para fulminar con la mirada a quién la había tirado pero su expresión se congeló al ver que su uniforme era de la marina.- ... -Se puso la capucha y se levantó en silencio, empezando a caminar en dirección contraria a la rubia, rezando interiormente para que  no la reconociera y se armara una allí en medio.
avatar
Chiara Vargas
Segunda de abordo del Bloody Nigthmare
Segunda de abordo del Bloody Nigthmare

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 17/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.